10diez | Sidney Opera House

El edificio de la Ópera de Sydney fue proyectado por Jorn Utzon tras ganar un concurso de ideas en el año 1957, y construido durante casi 14 años.

Probablemente se trate de uno de los edificios más representativos de la arquitectura de nuestros días. Quizá por haber sido un edificio mediático durante su construcción. Quizá por haber estado rodeado de polémica en el plano político desde su origen. Quizá porque agotó plazos y presupuestos más allá de lo permitido…

Pero también quizá por ser una obra magistral en la que participaron varios de los grandes nombres vinculados a la arquitectura e ingeniería. Y también quizá por ser la materialización, no culminada, de un sueño de arquitectura llevado a la realidad por un camino ideal.

Con una idea en mente, Jorn Utzon, fue incorporando en el desarrollo del proyecto las “primeras espadas” de cada disciplina para afrontar con absoluta profundidad cada fase del proyecto. Rafael Moneo, Ove Arup y Le Corbusier, son nombres asociados a este proyecto por su participación en él en mayor o menor medida.

Tras recorrer la historia de la construcción de este edificio, es imposible evitar la pregunta ¿cuál habría sido el resultado si Utzon hubiera continuado al frente en la fase final?

Una combinación exquisita, y quizá irrepetible, entre lo artesanal y lo colosal.